La rosa verde de Chile

Isla de Pascua

La Isla de Pascua o llamado por los amantes de la naturaleza como la “Rosa verde de Chile”, se ubica en la Polinesia, en medio del Océano Pacífico, forma parte de las islas polinésicas, con una superficie de 163,6 kilómetros cuadrados, que la hace ser la más grande de las islas de Chile. Su capital es Hanga Roa, un poblado de bellas y excitantes playas que provocan el suspiro de sus visitantes. Es una punta del triángulo de la Polinesia, que es formado por Nueva Zelanda y Hawai, teniendo a Tahití al centro.isla de pascua chile

Sus antiguos habitantes la llamaban “rapa nui” u “ombligo del mundo”, es la isla habitada más remota de la tierra, tiene una población de poco más de 5500 personas. Actualmente es un Parque Nacional, declarado Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO en 1995.

Puedes encontrarte con este enigmático lugar, una de las escenografías a nivel mundial más atractivas y mágicas, a 6 horas partiendo desde Santiago, capital de Chile, el milagroso terreno verde en medio del Pacífico. Una vez que llegues al Aeropuerto, puedes ir caminando hasta Hanga Roa.

isla de pascuaPara hacer turismo, nada mejor que este hipnótico lugar, de además tener una ubicación que fascina y sorprende a los viajeros, tiene en su corazón a los “moáis” (que por ellos, las imágenes de esta Isla han dado la vuelta al mundo entero), que son grandes estatuas de roca volcánica, actualmente se hallan 900. Fueron talladas aproximadamente entre los siglo XII Y XVII, un dato anecdótico es que aparecen en la película de Kevin Reynolds, filmada en el año 1994.

La historia cuenta que el nombre de moáis, era solo hasta que las estatuas eran llevadas hasta las plataformas ceremoniales, convirtiéndose entonces en “aringa ora” o en castellano traducido al “rostro vivo” de los ancestros. Haciendo pensar que las estatuas eran tributos y homenajes a los ancestros.

Aproximadamente, según historiadores, en el siglo XI llegaron los primeros habitantes, y no tuvieron contacto con el mundo exterior por casi mil años, hasta que un domingo de pascua, fue descubierta (como casi todos los lugares enigmáticos y secretos) para el mundo occidental mediante el holandés Jakob Roggeveen en 1722, quien textualmente describió con esta frase “un sutil pueblo de mujeres hermosas y hombres amables”. isla de pascuaPosteriormente, muchos años después, entre los años 1859 y 1863 se convirtió en una etapa dura para los isleños, llegaron esclavistas quienes vendían a los habitantes de la isla en el Puerto del Callao. Casi veinte barcos se llevaron 1000 isleños para venderlos como esclavos.

Acabando con la breve pero concisa historia, te contamos que en la isla, además de disfrutar de la belleza natural combinada con los atractivos levantados por los habitantes antiguos, pero no todo queda ahí, hay volcanes donde podrás escalar, hay motus (islotes) done podrás bucear o realizar esnórkel.

Un consejo, si pretendes conocer esta maravilla, hazlo coincidir para febrero, se celebran las fiestas tradicionales y disfrutarás aún más del lugar.